Economía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circularEconomía circular

Compramos, tiramos, compramos, tiramos, y así sucesivamente. El capitalismo actual se basa en este modelo de consumo que va creando desafección día tras día, porque no es sostenible, porque nuestro planeta ya no lo aguanta más. Ya no sirve la extracción, fabricación, utilización y eliminación de los productos, hay que buscar alternativas, y a ello se han lanzado los y las diseñadoras que aquí mostramos.

Desde ese modelo lineal del siglo XX avanzamos ahora dando los primeros pasos hacia la economía circular, que permite la reutilización más eficiente de todos los recursos naturales. Es el diseño quien marca el camino a seguir. Y lo hace con la mirada puesta en la huella ecológica y en la funcionalidad del producto. Los residuos se convierten en material noble y la naturaleza aplaude la iniciativa.

Ya no hay una sola vida, hay muchas. Desde huesos de aceituna hasta envases de café. Los plásticos del mar, las maderas, los textiles, tienen nuevas caras, nuevos usos. Y a ellos se han lanzado las empresas valencianas, creando un impacto en el mercado internacional difícil de eludir.